Nuevos retos y algunos logros.

Cuando menos lo esperamos Súper O aprende algo nuevo. Creo que la clave es repetir, repetir y repetir… y muchos mimitos, claro.

Entre el trabajo y mi pequeño súper héroe casi no he tenido tiempo de escribir.

Después de una serie de días realmente buenos, volvimos a tener días difíciles. Muchos llantos, berrinches, dolorcillos, noches complicadas, etc. Pero a pesar de todo, y a diferencia del pasado, también tenemos paréntesis en los que podemos jugar y estimular a Oliver. Y gracias a estos momentos, el pequeño ha conseguido algunas cosas:

  • Consigue sujetar la cabeza un 90%
  • Ya no le disgusta tanto estar boca abajo. Puede aguantar hasta 5 minutos sin protestar, subiendo y bajando la cabeza y mirando sus juguetes. Además se arrastra unos 15 cm. Esto nos hace ser optimista y pensar que quizás en los siguientes meses empiece a gatear.
  • Tumbado boca arriba se agarra cada vez mejor sus piececitos.
  • Aguanta haciendo sus ejercicios entre 30 minutos y una hora. Esto es un gran record, hace 6 meses no aguantaba ni 5 minutos sin llorar.
  • Gracias al uso de los audífonos ya es capaz de voltear la cabeza cuando oye un sonajero aunque no lo vea. Esto ha costado muuuucho menos de lo que me imaginaba.
  • Y esto no es un logro, simplemente una buenísima noticia: la terapeuta en audición cree que la hipoacusia que tiene O. no es tan fuerte como para que no aprenda a hablar con el apoyo de los audífonos. Otra cosa son las limitaciones que tenga por el ATR-X, pero como punto de partida, es muy positivo.

Y como nuevos retos:

  • Enseñar a Oliver a que nos pida las cosas con la mirada. Hasta ahora si quiere comer o un sonajero extiende las manos hacia la cuchara o el objeto que quiere y no aparta la vista de él. Aún no sabe que somos nosotros los que se lo damos. Lo que intentamos conseguir es que, además de extender las manos hacia el objeto de deseo, nos mire a los ojos como diciendo «¿me lo das?». Llevamos unos días intentándolo y no lo hemos conseguido NI UNA VEZ, jajaja, pero seguimos insistiendo.
  • Ya tenemos fecha para la operación de cierre de paladar: el 11 de Enero. Estamos expectantes y un poco nerviosos.

Cómo veis, nuestro chiquitín sigue dando pasitos hacia delante, sin prisa, pero sin pausa.

Sensaciones agridulces

Aunque el camino no es fácil, seguimos avanzando, sin prisa pero sin pausa.

Hay días buenos y regulares y otros en los que das un pasito atrás, aunque sea para luego coger impulso.

Hoy he hecho un pequeño balance mental y este es el punto en el que nos encontramos:

Como puntos menos positivos tengo dos:

  • Oliver tiene dolores muy fuertes cuando toma el biberón. El cuerpo humano es muy listo y de manera natural se pone en marcha cuando masticamos, succionamos, etc. Oliver cuando ve el biberón se lanza a él entusiasmado, pero cuando lleva un rato bebiendo (15 ml) su mecanismo se pone en marcha (hasta puedes oir sus tripitas) y comienza a retorcerse. Ahí se termina la aventura del biberón. Con los sólidos no es tan inmediato y si le damos la leche por sonda le pasa menos. Si alguien tiene algún consejo, soy todo oídos.
  • A pesar de que Súper O ha mejorado mucho en el uso de sus manos, cuando juega ves lo que le cuesta controlarlas. Es como si su cerebro no tuviera demasiado control sobre ellas. Seguiremos jugando 😄

Afortunadamente hay muchas cosas positivas, yuhuuuu!. Puede que hayamos entrado en una nueva fase:

  • Desde hace una semana Oliver no tiene tantas crisis nocturnas. Sigue llorando mucho, pero ya no de esa manera tan regular.
  • Parecía que había retrocedido con sus habilidades con la cuchara y hoy he tenido la mejor comida hasta ahora. Limpia, eficaz y rápida. Nunca le vi comer tan bien. Olé mi gordo!
  • Creo que en general esta avanzando en su tema dolores. Aún lo pasa muy mal, pero si pienso donde estabamos… ufff! Mucho mejor ahora.
  • No para de crecer. Lleva 3 semanas consecutivas dentro de los percentiles por primera vez desde que nació.
  • Su corazón sigue muy estable y esto es lo mas importante de lejos.

Conclusión: hemos avanzado mucho y éste pequeño es la hostia.

Aquí os dejo su gráfica de crecimiento, para que veáis lo lejos que ha llegado.

Súper O no para de crecer.