¡Jo!, ¡qué pena!

Me encantaría que pudierais ver a Oliver en persona. Está haciendo pequeños grandes progresos y sobre todo, está para comérselo 😍 Estoy tan contenta de que sea mi pequeño… Es un ejemplo de superación, de esfuerzo, de amor…

Por eso, a veces no entiendo cuando la gente mira a Oliver y me dice, «jo, que pena». ¿Pena? ¿Pena por qué?

Creo que deberíamos aprender a mirar de otra manera. No deberíamos ser juzgados por aquello que no somos capaces de hacer. Mas bien todo lo contrario, deberíamos celebrar todo aquello que SI podemos hacer.

Sondas, rasgos diferentes, enfermedad, deformidades, comportamientos no convencionales,… A veces podemos sentirnos incómodos, pero detrás de todas esas cosas feas suele haber una personita luchadora, mas luchadora que tú y que yo. Simplemente la vida les ha puesto retos que no alcanzamos ni a imaginar y aún así, no desisten en su empeño. Son merecedores de admiración, no de pena.

Un abrazo enorme

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s